Bloody Mary (Parte I)

María Tudor, primogénita del rey Enrique VIII y Catalina de Aragón, fue reina de Inglaterra entre 1553 y 1558. Ferviente católica, fue apodada Bloody Mary (María la Sanguinaria) por los protestantes.

Mary Tudor, imagen London tube

Mary Tudor nació en el Palacio de Placentia, Greenwich, en febrero de 1516, fruto del matrimonio entre el rey Enrique VIII (Casa Tudor) y la reina consorte Catalina de Aragón (Casa Trastámara).

Mary03min

Catalina, la hija menor de los Reyes Católicos, había contraído matrimonio previamente con Arturo Tudor, el enfermizo hermano mayor de Enrique. Sin embargo, Arturo murió a los tres meses del enlace y su matrimonio fue declarado nulo al no haber podido consumarse con motivo de su enfermedad. Este hecho será clave en el devenir de la historia de Enrique VIII y, por ende, de toda Inglaterra.

Para mantener las alianzas entre España e Inglaterra, y contra Francia, se convino, tras una dispensa del papa Julio II, el matrimonio de Catalina (Katharine of Aragon) con Enrique (Henry Tudor), que tuvo lugar en 1509, a la muerte de Enrique VII de Inglaterra. Catalina era casi seis años mayor que Enrique.

AMORyoung_henry     young_catherine_1504

 

Catalina, tras la concepción de varios hijos que fallecieron al poco tiempo de nacer, tuvo a María (Princess Mary). Se dice que era una niña muy precoz: traducía y escribía latín perfectamente, y dominaba el español, el inglés y el francés; una niña inteligente e intelectual que guardaba muy bien las formas. Tenía dotes para la música, como su padre, tocaba muy bien el órgano y el laúd, y también era grácil en el baile. Asimismo, gustaba de jugar a las cartas. Pero, ante todo, era muy católica, como su madre.

maryage28

Lo que comenzó siendo un matrimonio feliz entre sus padres, tuvo un terrible final para Catalina y María. Enrique comenzó a angustiarse ante la incapacidad de Catalina de engendrar un hijo varón sano que se convirtiera en el futuro heredero de la dinastía Tudor, que recientemente había comenzado con su padre Enrique VII.

Al margen de su matrimonio, el Rey tuvo un hijo ilegítimo con una de las damas de honor de Catalina, Lady Elisabeth Blount. En junio de 1519 nació Henry Fitzroy, quien fue nombrado I duque de Richmond y Somerset, siendo su padrino el cardenal Thomas Wolsey. Fue educado como un príncipe en el condado de York. El Rey le tenía gran afecto y pensaba en él como un posible heredero al trono.

HenryFitzRoy_Horenbout

Cuando Catalina alcanzó los 40 años, Enrique concluyó que esta ya no estaba en edad de procrear y comenzó a urdir un plan para separarse de ella y casarse con otra mujer que pudiese darle un hijo varón legítimo. La candidata perfecta para Enrique sería Ana Bolena (Anne Boleyn).

Anne Boleyn

Como argumento principal para llevar a cabo el divorcio, el Rey arguyó que Dios no había bendecido su matrimonio y por ello no había sido capaz de tener hijos varones. Solicitó,  con el apoyo de su asesor Thomas Wolsey, la dispensa papal de Clemente VII, pero esta no le fue concedida por motivos políticos y religiosos.

Tras varios intentos infructuosos, y con el asesoramiento del arzobispo de Canterbury Thomas Cranmer, Enrique decidió separarse de la Iglesia católica de Roma y autoproclamarse Cabeza de la Iglesia de Inglaterra. Puesto que así el Papa perdía toda autoridad sobre el asunto (The King’s Great Matter), Enrique se divorció finalmente de Catalina en 1533 y se casó a los poco meses con Ana Bolena.

Por oponerse a todo ello, el conocido humanista y teólogo Tomás Moro (Thomas More), Lord Canciller de Enrique y otrora fiel amigo, fue decapitado en la Torre de Londres en 1535. Antes de morir, pronunció estas palabras: “Muero siendo buen siervo del Rey, pero primero de Dios”.

thomas_more_hans_holbein

La reina Catalina fue expulsada de la corte y recluida en el Castillo de Kimbolton, donde murió tres años más tarde, en 1536, sin haber podido reencontrarse con su hija María en todo ese tiempo.

ILUSIÓN

CONTINUARÁ…

10 pensamientos en “Bloody Mary (Parte I)

    • A principios de la próxima semana publicaré la 2ª parte, ¡no te la pierdas!
      La verdad es que me han quedado muchos detalles en el tintero pero si no lo simplifico el artículo sería extensísimo. Puesto que este tema me apasiona y he leído mucho al respecto, si necesitáis cualquier aclaración, no dudéis en consultarme.
      Gracias Cova

      Me gusta

  1. Me ha gustado mucho Escritorio Zero!!!, me has refrescado la memoria sobre María Tudor o Bloody Mary. La vida de Enrique VIII es muy cruel pero también muy interesante históricamente. Espero la Parte II con gran interés.
    Muy buen artículo!!!!!

    Me gusta

    • A mí la vida de Enrique VIII me parece fascinante, y eso que le admiro en pocas cosas!!! 🙂 Para los que queráis saber más al respecto pero os resulte un poco más pesada la lectura, os recomiendo la serie Los Tudor escrita por Michael Hirst para la cadena Showtime. Después de contrastar la serie con la realidad histórica me di cuenta que apenas habían modificado algún detalle; el grueso del relato es impecable y es de una producción y puesta en escena exquisita. Os la recomiendo encarecidamente.
      Muchas gracias por el comentario G.H.

      Me gusta

  2. Gran artículo, gracias Fitzroy! Ahora entiendo el color rojo del cocktail… Esperando la segunda parte de la historia. Saludos

    Me gusta

Siempre hay algo que decir... ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s