No te veo

Hace tiempo que te quiero ver y no te veo, amor, pero tal vez sea mejor para los dos. Voy a contarte por qué…

Paisaje_desierto_EEUU_Escritorio_Zero

Porque no quiero verte y oler tu piel a medio metro de la mía, y quedarme impregnado de ese aroma cuasiolvidado que ha llenado de alegría horas, días, meses y años de mi vida;

No quiero sentir ni durante un segundo el roce de tus mejillas contra las mías, en dos besos urgentísimos, que no sé si suenan o no suenan, pero que no saben absolutamente a nada;

No quiero cruzar miradas que dan mil vueltas alrededor del iris ajeno, esquivándose avergonzadas, aunque deseosas de atravesar la pupila opuesta para poder ver lo que hay detrás;

No quiero descubrir arrugas nuevas, mal dibujadas por gestos tensos, antinaturales y feos;

Ni escuchar risas breves y forzadas –ya sean tuyas o mías– tras algún comentario superfluo, de esas que no reconozco en tu boca, que si acaso recuerdan a un espectáculo de payasos que no tiene ni puta gracia;

No quiero oír frases corteses, rancias, manidas, dichas por decir, por no decir lo que de verdad se siente;

Ni palabras llanas, sin acento, que no están inventadas para que tus irreverentes labios las pronuncien frente a los míos. ¡Qué falta de respeto!

Yo prefiero seguir aquí en mi desierto, árido y solitario, con la cabeza bajo tierra, bien hundida y escondida, ajeno a tu no mirada, a tu no olor, a tus no besos, a tus no tequieros, a tus no sueños, a tus no verdaderos pensamientos.

Y prefiero que tú sigas ahí, por los aires, distante donde quiera que estés, flotando sin rumbo, escondida tras tus nubes, buscándome sin querer de lejos, temiendo vislumbrar mi silueta en cualquier momento y que se te pare el corazón de pleno.

Te quiero ver y no te veo, mi amor. Te veo cuando caigo inconsciente en mi lecho. Pero esto hace tiempo que dejó de ser un juego… La tierra se agrieta y, cuando a malas penas miro hacia arriba, descubro el cielo lleno de nubes negras que no lloran nunca.

El día que desaparezcan todas esas nubes y brille el sol a pleno pulmón sobre mi desierto, ese día, yo sacaré la cabeza del suelo, tú descenderás irremediablemente de tu cielo y, cuando caiga a plomo tu cuerpo sobre mi cuerpo, el golpe será tan duro… que se acabará el mundo.

 

Fitzroy Chevalier

5 pensamientos en “No te veo

  1. Prosa que parece poesía o poesía que parece prosa. Da igual como lo lea, qué intensidad de sentimientos…
    Enhorabuena María :o)

    Me gusta

  2. Produce cierta tristeza leer “No te veo”, pero también una gran satisfacción por las grandes verdades que esconde.
    Me gusta mucho seguirte porque siempre me sorprendes satisfactoriamente y he sentido una gran alegría al ver que habías regresado.
    ¡Enhorabuena!

    Me gusta

Siempre hay algo que decir... ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s